Sin categoría

LA POLINIZACIÓN DEL EGO ESPIRITUAL

Hay muchas personas “espirituales” que creen firmemente que el hecho de ver Sálvame o Gran Hermano es indicativo de que tienes un problema y de que además es incompatible con la Espiritualidad. Como si estuviesen metiendo al personaje y a Dios (o como lo llames) en el mismo cajón. Como si el personaje y la Consciencia tuvieran algo que ver.

Aún me sigue sorprendiendo ver a “maestros” que se pasan la vida meditando, que tienen la mente llena de conocimientos filosóficos, que se han convertido en una enciclopedia andante, que se han empapado de las enseñanzas de los más grandes…., no darse cuenta de ese aire de superioridad con el caminan y que tan alejado está de lo que predican.

Yo también me lo creí. Lo de que había diferentes niveles de consciencia y que cada uno implicaba un “programa de televisión” concreto. Un deporte concreto. Una afición concreta. Una sexualidad concreta. Unos hábitos concretos. Una alimentación concreta. Unas emociones y pensamientos concretos…

Yo también caí en esa trampa en la que el ego se disfraza de espiritualidad y en lugar de llevarte a necesitar “tener más” te lleva a necesitar “ser más”. Con una lucha contra uno mismo constante. Con la paz que te arrebata. Con el poco Aquí y Ahora que implica. Y con el peso, la culpa, la frustración y la prepotencia que conlleva.

Hace años que no medito. Veo series de televisión. Y también sálvame y gran hermano. Como lo que me apetece, cuando me apetece y las veces que me apetece. No practico yoga, aunque sí lo he hecho (igual que he practicado fútbol). No soy ecológica. Consumo porno de vez en cuando. Y también amo a los animales, a los minerales y a la naturaleza. Y a la poesía. Y reflexiono sobre el silencio, el amor, la vida y la muerte. Y sobre el significado de la luz y la oscuridad. Y sobre el vacío. Y sobre el sufrimiento. Y sobre la soledad. Y sobre el Hogar. Y sobre Dios. Y sobre el Ser Humano. Y sobre el Silencio. Y sobre la Existencia. Y sobre la no dualidad. Y hablo sobre ello. Y escribo sobre ello. Y lo comparto. Y ME comparto.

Y no considero que ninguna de esas dos partes sea superior o inferior a la otra. Ni mejor o peor. Ni que me haga más o menos consciente. Ni que me haga “más o menos”. Ni que sea un error.

Lo que sí considero absurda es esa consideración.

Hay mucha confusión sobre este tema. ¿Que tendrán que ver los gustos de tu personaje con ese “más allá”? ¿Con lo que no se puede ver ni oír ni tocar?

Se CREE que es el personaje el que se tiene que “elevar”, que conscienciar, que iluminar. Se quieren mezclar las churras con las merinas. Y eso es inviable. Una cosa son las churras y otras las merinas. Una cosa es el personaje y otra la Consciencia-Dios.

Y esa confusión es a la que te lleva el Ego Espiritual, que es muy inteligente y sabe por dónde pillarte. Y te la cuela bien colada. Y si eres un comunicador-maestro-gurú-terapeuta, te dedicas a polinizarla por todas las mentes que te escuchan y te leen. Y lo haces con la buena intención de “despertar a los dormidos”, sin darte cuenta de que eres tú el más cegado y el más dormido.

Hasta que VES lo engañado que estabas. Hasta que Ves que no habías COMPRENDIDO nada de todo lo supuestamente aprendido. Y te caes de tu inconsciente pedestal. De tu superior “nivel” de conciencia y espiritualidad. Y te avergüenzas de tu ridiculez. Y te sientes ignorante. Muy ignorante. Y aparece la Humildad. Una Humildad que te quita la mirada del ombligo y te la recoloca en el Corazón. En el Corazón que todo lo Ama. En el Corazón que TODO lo ES.

Mientras sigas creyendo que TIENES QUE ser de una determinada manera para poder SER, seguirás siendo prisionero y esclavo de “ti mismo” (de tu personaje, de tu ego espiritual). Y dará igual el tiempo que medites, las prácticas “iluminadas” que realices y lo mucho que te “sanes” y te psicoanalices. No serás libre porque no habrás encontrado, COMPRENDIDO la VERDAD.

RECUERDA:

Eres perfecto tal y como eres. No tienes nada que arreglarte. Y el AMOR te Ama sin ningún tipo de Condición.

Haz lo que te salga de la peineta. No te tacharán de “espiritual”, pero serás LIBRE. Libre como el viento. Libre como el MAR.

Un comentario sobre “LA POLINIZACIÓN DEL EGO ESPIRITUAL

  1. Cada uno, ya hace lo que quiere. Nos guste o nos disguste. Si una fiesta no te gusta, vete; si una comida no te gusta, no la comas; si una opinión no te agrada, es tu problema; primero respetar, luego, aprender de la sabia experiencia de que en este mundo, ni uno, ni nadie, tiene la posesión de la verdad. Muchas palabras dicen poco u con pocas palabras se dice mucho. … eso sí, con la muerte se acaban las tonterías.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.