Reflexiones

CÓMO DEJAR DE BUSCAR LA FELICIDAD

Buscar y felicidad son incompatibles de por si. La búsqueda, del tipo que sea, requiere un movimiento (interno o externo) que te desplaza de donde estás. Del Presente. Del Aquí y Ahora. De lo que está sucediendo en este instante. De la Vida. De ti. Lo cual ya es indicativo de que no la vas a encontrar.

No es lo mismo CREER que te falta algo que que te falte algo. Y en esta pequeña gran diferencia es donde nos perdemos la mayoría. Porque necesitar, lo que es necesitar de verdad, necesitamos muy muy poquitas cosas (externas e internas). El resto, nos las inventamos al considerar que llenarán el vacío que sentimos, del que huimos constantemente y que somos incapaces de sostener y Amar.

Necesidad de ser mejor persona, más abundante, más exitosa, más delgada, más saludable, más valiente, más consciente, más evolucionada, más ecológica, más tántrica, más femenina, más pasional, más independiente, más desapegada, más positiva, más sociable, más iluminada. Éste es el objetivo real por el que lucha (porque, aunque lo queramos negar, es una lucha contra uno mismo) gran parte de la sociedad: SER MÁS Y MEJOR. Donde SER y “más y mejor” también son incompatibles porque no puedes ser más y mejor de lo que estás siendo. A no ser que te CREAS que haciendo tal o cual cosa, MAÑANA sí lo serás. Lo cual, de nuevo, indica que HOY jamás estarás feliz contigo misma, siendo como seas. Y vuelta al conflicto. Y vuelta a la lucha. Y vuelta al rechazo. Y vuelta al esfuerzo.

Si hoy no lo estás, ¿qué importa ese mañana que no existe?

Se inicia un camino de búsqueda de la felicidad para descubrir que no tienes nada que buscar. Que no tienes nada que mejorar. Que no tienes nada que cambiar. Que no tienes nada a lo que evolucionar. Que TÚ, tal y como estás siendo, ya eres lo que tanto buscas y anhelas.

Es como la parábola del hijo pródigo, que se va de casa en busca de su sitio en el Mundo y regresa cuando entiende que ese mundo es Él y que siempre estuvo en casa. Lo único que ha cambiado ha sido la COMPRENSIÓN y aceptación de LO QUE ES.

Pues en ese camino de buscar para dejar de buscar, de preguntarse para dejar de preguntarse, coincidimos con personas, experiencias, que nos empujan a alejarnos de casa, de nosotros mismos, de una manera muy sutil (o no tan sutil).

Y lo hacemos. Y entramos en una dinámica de cada vez necesitar más mejora, más cambio, más esa sensación que se produce cuando te metes un chute de ‘iluminación’. Nunca estamos conformes con lo que somos (por mucho que hayamos “mejorado”).

Y a ese no-Amor evidente hacia nosotros mismos lo llamamos “no te rindas”, “no te conformes con menos”, “tienes más heridas que sanar”, “no seas un mediocre”, “sigue evolucionando”, “sube tu vibración”, “aún no has regresado a tu Hogar” o mil y una excusas más para no ASUMIR y AMAR quienes somos en realidad en cada momento.

Seguimos creyendo que necesitamos ser felices para ser felices

Lo cual, de nuevo, vuelve a ser incompatible. Porque si hay algo que la felicidad, la Paz, no implica es NECESIDAD.

Nos creemos todo lo que nos cuentan. Todo lo que leemos. Todo lo que escuchamos. Ya sea en un libro, en una revista, en las noticias o de la boca de un maestro-sabio-gurú. Estamos tan cegados por esa búsqueda, tan enganchados a ese maestro, a esa droga, que somos incapaces de cuestionar lo que es tan cuestionable.

La Verdad está enfrente de nuestras narices. Hasta nos la dicen a la cara ellos mismos. Nos la repiten hasta la saciedad. Pero no la escuchamos (ni ellos tampoco) porque nos estamos quedando con la anécdota. Porque nuestros oídos están desesperados por meterse en vena discursos donde tu felicidad, tu PAZ, siempre es alcanzable mañana. Nunca la tienes ya. Nunca tienes que dejar de buscar, de ser mejor y más. Siempre puedes (necesitas) más y más y más.

¿Sabes por qué esta charla, este libro, esta técnica, esta herramienta, este discurso no se da? Porque entonces se acaba el chollo espiritual. Adiós al negocio del crecimiento personal.

Y para los negociantes, para los empresarios (del ámbito que sean y salvo excepciones), en el fondo, es más importante el dinero, el poder, que la verdad. Sobre todo, cuando empiezan a tener éxito y su ambición arrasa con su Alma.

Aunque cierto es que prácticamente todos los negociantes espirituales están también ciegos a esa Verdad y siguen siendo igual de buscadores que los buscadores que les pagan por dejar de buscar. Lo cuál, de nuevo, no hace falta que explique lo incompatible, absurdo y sinsentido que es que alguien que aún no sabe cómo dejar de buscar le explique a otros cómo hacerlo. Cómo alguien que aún no ha “Regresado al Hogar”, a sí mismo, puede indicar cómo regresar.

Dejarás de buscar la felicidad (o como sea que la llames; para mí es Paz) cuando descubras que ese tipo de felicidad PERFECTA, iluminada, que buscas es una mera fantasía y que mientras la estás buscando, te estás alejando del único lugar en el que se encuentra la Real. En el que TE encuentras: AQUÍ Y AHORA Y EN TI.

RECUERDA:

Si sigues buscando(te) es que aún no lo (te) has encontrado. Y si aún no lo (te) has encontrado es que nada de lo que has aprendido es VERDAD.

Un comentario sobre “CÓMO DEJAR DE BUSCAR LA FELICIDAD

  1. Alguien dijo que somos seres espirituales dentro de un cuerpo humano.Para mi la felicidad es saber lo que tengo y disfrutarlo, esto es, sacarle fruto. Yo encuentro la paz cuando amo a mi prójimo,palabra que significa próximo, como a mi mismo y yo me amo cuando trato bien a los demás y aunque no siempre lo consigo, cuando lo hago siempre, siempre me siento bien conmigo misma…y se acerca bastante a la felicidad. AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .