Reflexiones

LA MENTIRA DEL MUNDILLO ESPIRITUAL

¿Sabes por qué entramos todos en ese Mundillo Espiritual? Por lo mismo que otros entran en las denominadas Sectas. Funcionan igual. Por infelicidad. Por sufrimiento. Por vacío. Por soledad. Por desesperación. Por pérdida de sentido de la vida. Por dolor emocional.

Ése es nuestro punto débil. Ésa es la fisura por la que nos engañan. Por la que nos atrapan. Por la que nos dejamos engañar y atrapar.

Y no les estoy echando la culpa a ellos (se llamen como se llamen y prediquen lo que prediquen). La inmensa mayoría no saben ni lo que están haciendo. Están sumidos, igual que nosotros, en la misma manipulación. En la misma Matrix, como algunos la llaman, creyéndose fuera de ella y vanagloriándose de su superación.

Entraron de la misma manera que nosotros. Fueron manipulados de igual forma. Y ahora trabajan para Ellos (siendo ellos la inconsciencia, el miedo y la ignorancia), sin tener ni idea de lo que están haciendo en realidad.

¿Acaso son culpables los líderes de las sectas de que alguien, voluntariamente, decida libremente pertenecer a ellas? Si lo ignoran no.

Son igual de víctimas que nosotros.

No, no les culpo por haberme creído todo lo que me creí. Por haberme gastado todo el dinero que me gasté. Por haberme intoxicado de todo lo que me intoxiqué. Por haberme dejado tocar la piel como me dejé.

Me culpé a mí y me jodió mucho haber estado tan ciega y haberme “arrodillado ante” todo lo que me arrodillé. Mi orgullo me lo hizo saber. Y mi dignidad, también.

¿Y sabes cómo se sale de ahí? ¿De ese entramado tan bien montado que te mantiene tan dormido y desconectado? Pues del mismo modo que se entró. Por la misma crisis existencial, la misma perdición, el mismo vacío y la misma soledad. El Mundillo lo llama La Noche Oscura del Alma. Yo lo acabo de bautizar como Colapso Mental.

Ya llevaba bastante tiempo renegando de él. Soy de las que ha ido picoteando de un sitio a otro. De una enseñanza a otra. De una técnica a otra. De una herramienta de salvación a otra. Pero ninguna me acababa de calar. Veía lagunas por todas partes. No sólo en ellas sino también en los “maestros” que las predicaban. Había tanta incoherencia entre lo que decían y lo que eran, y cómo se comportaban, cómo actuaban, cómo se mostraban, que mi inteligencia-sabiduría-intuición me avisaba con esa voz interna que te dice “aquí hay algo que no cuadra”. Y nos lo dice a todos . Y todos lo escuchamos en algún momento, pero estamos tan manipulados que lo justificamos de mil y una maneras. Y seguimos participando en el juego como si no hubiésemos sido advertidos por La Verdad. Haciéndole caso omiso. Haciéndonos caso omiso. Por nuestra falta de confianza en nosotros mismos (que es uno de los motivos de haber entrado y seguir ahí).

Por eso, a todos los iba dejando. Porque a pesar de estar muy muy metida en ese Mundillo, a pesar de habérmelo creído a pies juntillas y de haberlo también pregonado en mis escritos, también he sido una cuestionadora y crítica empedernida. Esta virtud es la que me ha salvado. La que me ha llevado a mi Colapso Mental. Y del Colapso Mental a la Libertad. La real.

Y con todo esto no estoy diciendo que no haya verdades en ese Mundillo. Claro que las hay. Son el Ramo de Rosas que te regalan para que no seas consciente del engaño. Una de cal y otra de arena. Primero te pego una hostia y luego te regalo una romántica cena. O viceversa. Es el mismo sistema de manipulación y control mental. Utilizan nuestras emociones, nuestros miedos, nuestras inseguridades, nuestra desesperación para pillarnos. Para hacernos adictos a ellos. Para que no podamos vivir sin ellos.

Nos llenan de Creencias que nos alejan de nuestro poder interno (aunque digan que te llevan hacia él), de la realidad de la vida, del presente, del Amor y de la Verdad. Nos llenan la mirada y el corazón de humo, vendiéndonos fuegos artificiales y felicidad eterna (como cualquier religión) si sigues su camino, sus técnicas, sus herramientas, sus talleres, sus cursos, sus símbolos, sus mantras, sus libros, sus dietas, sus retiros, sus meditaciones. Y los compras. Todos. Creyendo que así serás invencible. Que las emociones que sientes (que te hacen humana) se evaporarán por completo. Que subirás al reino de los cielos, del que Nunca Jamás… bajarás. Que tendrás sus mismos poderes. Que te iluminarás.

Sí, los compras. A Ellos (personas) y a sus métodos. Haciendo que tu felicidad y tu paz DEPENDA de ellos. Y te arrastras tanto que cuando luego lo ves hasta te das asco (necesitarás mucho autoperdón luego).

Es increíble cómo podemos perdernos tanto a nosotros mismos. No solo en el Mundillo. Pasa en cualquier escenario. Con una dieta, un trabajo, un amante-pareja, el fútbol, la familia, las ideologías… Granito a granito se te va metiendo dentro hasta que te acabas acostumbrando a ese maltrato hacia ti mismo y acabas haciéndole un monumento y poniéndole flores.

Cómo somos, ¡eh! Luego los raros y los contaminados son los otros. Y mientras, nosotros consumiendo la misma mierda pero con otro rostro.

Pero claro, ¿quién va a admitirse tan manipulado? Primero, hay que ser conscientes. Y eso ya es todo un logro porque estás ciego ante esa realidad. Y luego, si eres capaz de ser muy honesto con lo que sucede, también debes ser muy humilde y valiente para asumir todo lo que has permitido que te hicieran. Asumir que has sido manipulada, engañada y tonta. Que es lo último que querrías asumir y aceptar. Y si te crees muy independiente, inteligente, fuerte y sabia, como me creía yo, menos aún.

Pero cuando tu Mente Colapsa de tanta teoría, de tanta falsedad, y te sumes en un profundo estado de oscuridad, la Verdad pasa a tener mucho más poder que cualquier mentira. Que cualquier miedo que te pudiera retener en ese lugar. Y tras pasar por el infierno de toda la mierda que te has metido, tras asumir tu responsabilidad, entonces es cuando ves con claridad. Es cuando puedes mirar a ese Mundillo con sus Maestros y sus adeptos (como lo eras tú con anterioridad) sin rencor, sin vergüenza (de ti), sin culpa y sin dolor.

Y también cuando puedes escribir Sin pelos en las Letras, desde la experiencia y desde la Libertad de una mente que se ha descontaminado, que se ha desenganchado de la droga que llevaba 7 años consumiendo. Recuerda que el primer paso del adicto es reconocer que lo es. Mientras no sea así, no hay nada que hacer.

Y es que nos lo están repitiendo constantemente:

No te creas nada de lo que te digo

Pero no les hacemos caso porque estas frases-slogans son el Ramo de Rosas para nuestra mente. Sobre todo al principio. Luego estamos ya tan dentro del pozo que es igual lo que nos digan, lo que veamos y lo caro que nos salga el cuento. Nos lo tragamos todo con patatas. Justificamos lo injustificable. Estamos fanatizados. Y los fans-seguidores-followers-creyentes han ensalzado tanto a su ídolo, a su Dios, lo han subido tanto al pedestal que están a kilómetros de distancia de él. Y cuando estás tan lejos, sólo ves lo que quieres ver…

Cuando un ídolo es cuestionado por su adepto, se rebela contra ti. Eres una oveja negra. Un peligro para el resto. ¿Y si también se despiertan y ven lo que hay? Así que si no te vas tú, te echa. Principalmente porque le reflejas sus mayores temores. Sus mentiras. Lo que su mente no quiere que descubra. Aunque no digas nada, eres su mayor espejo. Y eso no es soportable. Lo entiendo. Yo en su caso también me echaría.

En esos maestros-ídolos hay muchísimo miedo a PERDER. ¿El qué? La nube en la que se han montado. El tinglado-negocio que se han montado. Perder su medio de vida. Su propósito. Su misión. Perder el reconocimiento externo para así no ver todo el vacío que en realidad sienten dentro. Perder su religión. Perder su identidad. Su personaje. Ese ‘yo’ que llevan tantos años moldeando. No ellos, su mente. Su Ego. Sus miedos.

Perder lo que ellos mismos te dicen que tienes miedo a perder.

¿Qué curioso, no? Como los que consideramos más Despiertos son los que más Dormidos están. Como los que aparentan más Consciencia, son los más Inconscientes. Como los que se visten de sabiduría, son los más Ignorantes. Como los que presumen de abundancia, son los más carentes (de Paz y de sí mismos).

Yo he cuestionado a unos cuantos en mis momentos de lucidez. A veces, en privado y otras en público. He sido muy crítica, sí. Muy dura. Y luego, cuando me he vuelto a cegar, a la mayoría les he pedido perdón. Es lo que tienen las drogas. Es difícil dejar de consumirlas porque el Síndrome de Abstinencia es muy duro. Porque las has convertido en tu antídoto. Corren por tus venas como si fueras tú. Crees que sin ellas te vas a morir. Que no vas a sobrevivir. Y te arrebatan lo más importante que tienes: A ti.

Sus síntomas son intensos. La Oscuridad en la que penetras cuando intentas dejarlas es espeluznante. Te aterra. Y cuando hablo de oscuridad estoy hablando de ese vacío, esa soledad, ese agujero en el Alma tan profundo, tan intenso en esos momentos que te asfixia el corazón. Es muy jodido, por eso me ha costado tanto salirme de ese Mundillo. Y por eso le cuesta tanto a la gente salir de los suyos, no solo del espiritual. Porque en mis intentos, esos sentires desoladores aparecían e inconscientemente huía de ellos volviendo a consumir de lo que ya estaba más que saciada. Más que envenenada.

Entiendo que la mayoría se queden allí. Que seamos muy pocos lo que nos desenganchemos, de verdad, de esa droga. Y es que no eres para nada consciente de que estás atrapada. En serio. Te crees que son los demás los que están perdidos. Los que están manipulados por esa Matrix. Y es cierto. Pero nosotros también aunque disfrazada con otra forma. Con un traje más amoroso, más evolucionado, más angelical, más luminoso, más consciente. Igual de manipulador. Igual de mentiroso.

Luego hay unos POCOS que están infiltrados. Y que trabajan desde ese Mundillo para Despertar a los ángeles caídos… A los adictos. A los adeptos. Y lo hacen muy bien. De una manera muy sutil para que no salgas corriendo. Para que poco a poco te vayas cuestionando todo aquello que te has creído.

Ellos también estuvieron metidos. Por eso conocen tan bien las mentiras que cuentan, que nos contamos. Porque son las mismas que se contaron a ellos mismos. Por eso saben CÓMO llegar a ti sin que tu mente les vea venir, les desenmascare y les rechace.

Yo soy más de meterla sin vaselina. Mi función es otra. Lo que ellos deben callar para que su misión tenga éxito yo lo expongo Sin pelos en las Letras. Quizás, sin saberlo, trabajemos juntos.

Yo no te voy a decir que no me creas. Al revés. Te pido que lo hagas. Que si algo de este artículo te suena a verdad, reflexiones sobre ello. Que te tomes un tiempo-espacio de silencio. Que indagues en esa voz que en ocasiones te susurra “aquí hay algo que no cuadra” . Que observes los mensajes de tu ídolo, de tu Maestro, de tu Gurú, de tu Admirado. Su comportamiento. Cómo te manipula emocionalmente para que vayas a sus encuentros. Para que compres sus libros. Para que te apuntes a sus talleres y a sus retiros. Haciéndote creer que saldrás sanado de ellos (para eso antes te han hecho creer que estabas enfermo, herido o tarado…), que será un antes y un después. ¿Por qué entonces los repites? Hazte preguntas. Cuestiónate a ti y a ellos. Cómo se jacta de sus ventas, de sus nº 1. Y cómo las fotografía y las esparce a los 4 vientos. Cómo se promociona tan desesperadamente. Tan necesitadamente. Como si le fuera su felicidad en ello. Cómo desprecia a los mediocres. Tan soberbiamente. Cómo abusa de su poder, aunque sea de buenas maneras. Cómo grita por todo lo alto la cantidad de seguidores que tiene. Y de asistentes a sus actos. Y ¡lo nunca visto! que ha organizado.

Y un extenso etcétera…

¿De verdad no hueles a chamusquina cuando ACTÚAN así? ¿No ves el teatrillo que es? ¿No te resulta incoherente? Investiga. Ponlo en duda, al menos.

Y te recuerdo que la mayoría no lo hacen intencionadamente. Ni siquiera se dan cuenta. No es una batalla contra ellos. Tienen muchas luchas internas también. Es una señal para que mires tú. Para que despiertes tú. Para que regreses a ti tú.

Ellos lo tienen más complicado por el papel que han adoptado. Y deseo de todo corazón que ellos puedan Verse. Y sean lo suficientemente honestos, humildes y valientes como para asumir su mentira. Igual que la he asumido yo hace tan solo unos días. Si no, jamás serán libres. Libres de verdad. Y jamás se podrán Amar.

Aunque estoy segura de que muchos de ellos también sienten que “aquí hay algo que no cuadra”. Se lo he olido. Sé que en el fondo lo saben igual que lo sabía yo. Reconocerlo es otra cosa porque la Verdad está muy empañada de velos, de miedos, de creencias. Están tan atrapados en su escondite que no saben por dónde tirar. Pero Confío en ellos y en que algún día lo hagan y se liberen de sus cadenas. Y empiecen una nueva misión, un nuevo propósito, que sea el de Despertar a los que ellos mismos han atrapado y a todos los que han atrapado el resto de “maestros”.

Y lo hagan no solo en nombre del Amor, sino también en honor a la Verdad.

Así que compara cómo actúan unos y cómo actúan Los Infiltrados como Sergi Torres o Jeff Foster (sí, aquí pongo nombres y apellidos). Y no estoy diciendo que sean perfectos. Son igual de humanos que el resto. No hablo de eso. Sólo compara. Sólo observa a unos y a otros. Seguro que SIENTES diferencias. Yo las sentía, pero no me hacía caso. Y estoy segura de que vosotros también las sentís. Y hablo de DIFERENCIAS, no de diferencias. Ya me entendéis.

Y cuando Despiertes recuerda tratarte con mucho cariño, ternura y amabilidad. Que el amor sea tu remedio porque te sentirás fatal contigo misma. Te sentirás un fraude. Te rechazarás. Te insultarás. Serás muy dura con la ignorancia e inconsciencia que te has tenido. Con todo lo que has consentido. Pero pasará. A mí me ha durado poco. Forma parte del duelo de tu propia Muerte.

CONFÍA EN TI

Y poco más.

7 comentarios sobre “LA MENTIRA DEL MUNDILLO ESPIRITUAL

  1. Habías de sumirte hondo para darte cuenta. Así estamos todos. En una búsqueda de sentido, nuestra humanidad nos traiciona día con día y necesitamos de un soplo de vida de otro mundo para soportar las cargas enormes que la mente implanta en nuestras débiles carnes. Entramos con la intención de ser felices, no somos suficientes para ser felices eternamente, somos producto del sufrimiento. Estoy aprendiendo a ver el sufrimiento como el arte de la destrucción amándose a sí mismo

    Le gusta a 1 persona

  2. Bravo!! No sé si aplaudirte o enamorarme de tí, aunque en ese estado febril si tengo que decirme, prefiero enamorarme del amor hacia a la verdad y todo lo que arrasa a su alrededor .

    Ya te dije hace unos meses que tenías unos ovarios o unas tetas bien puestas como persona, y un coraje increíble cuando hablabas del día del feminismo. Sabes perfectamente que lo dije por la claridad de tu voz . (Aunque en este tipo de comentario hoy en día podrían acusarme de machista), me da absolutamente igual aunque no lo sea, nací hombre y tampoco lo puedo negar, ahora está de moda dudar o negarse todo, sé quién soy con mis defectos y virtudes.

    Hace años que me chirría y me molesta enormemente la palabra espiritual y todo lo que vende a su alrededor, no tengo la amplia experiencia de pasar por todos sus caminos, cursos, técnicas y los falsos agarres que venden en los momentos de vacío existencial, o bien como lo bautizas colapso mental ( me encanta ), quizás conociéndome muy bien, el mismísimo miedo de mi propio vacío en convertirme en un adepto más, seguramente hubiese caído como los demás buscando familia o calor, algo a lo que aferrarse en los momentos de colapso, dolor, soledad, en lo raro que se siente uno cuando pierde la identidad de sí mismo . Años desde la infancia buscando la identidad perdida afuera y resulta que finalmente está dentro de uno esperando que con el dolor de la verdad vengas hablarle, sin verdad no escuchará, no te creerá.
    No creo en los maestros, ya que no hay mejor maestro que uno mismo, y aún así tampoco me gusta esa palabra; y en el caso que lo hubiese sería la verdad, y todos sabemos cuando nos habla y como escapamos de ella, arrasa por muchas trampas y decorados que le pongamos. Siempre está ahí presente y no se esconde, nos escondemos nosotros detrás de nuestros miedos y mentiras. Los valientes son los miedosos que con todo el dolor se enfrentan a ella, los cobardes siguen siendo cobardes y lo saben, escapan porque implica y no es cómoda, más bien lo contrario.

    En el tema que comentas hoy….estoy de acuerdo contigo!!. Y eso que no pasé ni por la cuarta parte de tu trayectoria.

    Siempre me viene a la cabeza un curso de hace unos años dando energía canalizada a los demás. Pensé, si se la puedo dar también se la puedo quitar cuando la necesite en mis momentos. Yo como otro cualquiera puedo ser un vampiro emocional, tiene que haber gente así, chupando a los demás…me dije esto apesta !!. Luego entramos en la posiciones jerárquicas de los falsos maestros llenos de falso ego y sensación de poder, chupando la energía de los pobres adeptos que buscan conexión en agarrase a algo.
    La sensación de poder es uno de los grandes vicios del ser humano, más que el dinero. Los que son ricos de verdad ya ni les conmueve más dinero, lo ven hasta secundario, pero la sensación de poder y creer poseerlo es mucho mayor.

    Aparte de la sensación de poder de este mundillo, hay mucha gente viviendo y chupando dinero y energía emocional de la gente, realmente en vez de acercarlos a su propia identidad como seres humanos, me da que los alejan muchísimo más. Y lo peor, es que muchos que se se sienten iluminados a no saber de qué , en el fondo saben que se mienten y escapan de sus propios miedos. También creo que si que hay gente ayudando a otra sin esperar nada a cambio, dan si más y sin saber que dan, sin darse cuenta, y precisamente no llaman la atención, ni buscan prestigio, éxito ni conocen técnica alguna, quizá lo hagan por amor a la verdad, a la humanidad.

    Después de leerte hoy y sentirte como tantas veces, volví a republicar en mi página algo de hace meses..¿Quién vive para la verdad ?. Maat, un leve soplido y se va.
    Esta dedicado a mi mejor amigo, que ya lo había publicado hace años. Él hoy en día lucha entre la vida y la muerte con la enfermedad diagnosticada, si decidió no irse que era lo más fácil, más que la medicación de la radio y la quimio , es por su energía y su gran amor a la verdad hasta el último aliento, nadie sabe el tiempo que estará entre nosotros, pero cada día es un aprendizaje y un pulso a la verdad.

    Cuando leo cosas tuyas, me recuerdas mucho a él. Así que desde aquí te invito a que si pasas alguna vez por Coruña, mi casa es tu casa, me agradaría llamarlo y citaros para que os conocieseis, me da que tenéis cosas que decir.

    Y cómo bien dijo mi hermana en un comentario anterior…..”Cada uno alcanza la verdad que es capaz de soportar”.
    Una buena frase para subrayar en rojo, la leí hace mucho tiempo y no sé dónde, pero el mundillo del que hablamos le va muy bien.

    Y perdona por la confianza de mis palabras y el emplazamiento ( invitada estás) . Un placer leerte como siempre…Me encanta!!.

    P.D. Llevo tiempo buscando palabras para hablar de la soledad, hace años escuché esta canción. Y como sé que tienes palabras muy claras para describir muy bien las experiencias, te propongo que un día hables de la soledad. Un tema que nadie quiere mirar, y me parece tan importante como la verdad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola! A mí también me encantó la frase de tu hermana. Ya la había oído, pero me gustó que me la recordaran. En mis escritos (y en mi vida) siempre han estado muy presentes tanto la soledad como el vacío. Acepto la propuesta para hacer una reflexión más profunda y extensa sobre ella. Deseo que tu amigo se mejore y sufra lo menos posible. Gracias por la invitación y por la canción (la estoy escuchando) 🙂

      Me gusta

  3. Hay mucho de cierto en lo que has escrito. Nadie está libre de culpa ni nadie es perfecto. Vivimos en un mundo donde la mayoría busca manipular de una forma u otra. Aferrarse uno mismo, y desde luego por oscuro y negro que parezca todo a tu alrededor, buscar tu propia forma de salir, encontrar qué te llena y no permitir que nadie se aproveche de tu estado para decirte que hacer o como vivir.

    La mayoría de esta espiritualidad del new age, se aprovecha de todas esas situaciones que mencionas, soledad… para ganar adeptos y hacerles cambiar de forma de vida, alimentación, amigos, vestuario, costumbres… Y no, puedes comer sano a la forma tradicional, o comer mal de las nuevas formas que te enseñan.

    Y no se trata solo de charlatanes, hay muchos psicólogos y psiquiatras colegiados que usan estas nuevas tendencias, que ofrecen drogas ilegales a sus pacientes, y no están preparados para hacerse cargo cuando alguno sufre alucinaciones por las mismas o las técnicas que utilizan.

    No nos damos cuenta, de que cada cultura ha evolucionado de una forma determinada y se ha adaptado a ella durante miles de años.

    En fin, podría escribir mucho sobre este tema, creo que sólo diré que hay que ser muy crítico con toda la información que circula, de donde procede hasta que punto puede ser creíble. La cultura del miedo, es la cultura que nos venden, ten miedo a todo, a que te violen, a que te roben, a lo que comes… Está bien ser precavido, pero no vivir con miedo. Y desde luego, tener claro que ningún “maestro” te va a salvar, así que no le demos poder a nadie sobre nosotros y responsabilizémonos de de nuestras vidas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.